Por la libre

Me gustan las palabras

Casi tanto como me gustan las palabras, me gusta el sonido de tu voz y de tu risa, es casi melódica como la música que te gusta escuchar por la mañana con tu taza de café en la mano.

De lo agudo a lo grave, tiene tantas variaciones como tus posturas ante la vida; que por cierto, casi siempre cambian y se adaptan, la estrategia de supervivencia supongo.

No te rompes porque te doblas y por lo tanto, te adaptas. ¡Que ironía de la vida! Yo que casi amo las palabras y tu tan poco que hablas, supongo que son tantos los pensamientos que no pueden salir todos al mismo tiempo.

¿Cómo alguien tan musical puede ser tan silencioso al mismo tiempo? Supongo, una vez más, que lo descubriremos con el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.