Recuperar la vía pública

Las colonias de la capital michoacana se contagiaron de la fiebre de la privacidad, los vecinos ante la falta de respuesta de la autoridad y derivado del alza en los índices delictivos decidieron cerrar las calles para proteger su patrimonio.

La autoridad municipal por su parte acaba de anunciar que el censo para conocer cuántas calles se encuentran cerradas en Morelia está por concluir y acto seguido, se procederá con la negociación para retirar las mallas, piedras o paredes que han sido colocadas por los vecinos, principalmente en avenidas o vialidades de alto tránsito.

El argumento del Ayuntamiento es muy simple: las vialidades deben ser libres para el tránsito vehicular y/o peatonal; sin embargo, la exposición de motivos que realizan los vecinos de estas colonias son igualmente válidos: no hay seguridad para sus familias.

Es difícil sin duda decir en estos casos quien tiene la razón, pero lo que sí debe precisar la autoridad municipal es la estrategia que se seguirá para evitar que el índice de los delitos en estos puntos se disparé y con ello, se presenten pérdidas no sólo materiales sino incluso humanas.

Algunos dirán que es exagerado, pero si sumamos los factores: falta de alumbrado público, ausencia de vigilancia policial y vecinos cansados de ser víctimas de la delincuencia resulta una combinación un tanto cuanto explosiva y propicia para que en cualquier momento se susciten actos de violencia como los que hemos observado en otros estados, en los vecinos toman justicia por propia mano.

Las lonas con advertencias se aprecian en varios puntos de la capital, en las que hacen constar el hartazgo ante los constantes atracos tanto en los domicilios como en las calles; entonces, ¿cómo recuperamos la vía pública?

Es indispensable que no sólo se pida a los vecinos que retiren sus bloqueos de las calles, también deberá existir el compromiso de la autoridad municipal y estatal para que los habitantes de las colonias que presentan cierres a la circulación se sientan seguros de transitar durante el día y la noche.

Aunque el censo, dice la autoridad, todavía no se encuentra listo perfectamente se puede identificar las calles que se encuentran en esta situación y también, se puede conocer con una estadística el número de delitos que se comenten en la zona, en algún momento la administración anterior encargó un estudio sobre seguridad ciudadana. Por lo pronto, mucha chamba para terminar el 2015 e iniciar el próximo año para el Ayuntamiento de Morelia.

Apunte: Así de rápido como se mueven los números en los censos sobre las calles cerradas, también se debería aplicar uno de las banquetas y vialidades invadidas por comercios. Vayamos recuperando la vía pública en serio, no sólo a conveniencia.

@panopticomx

Artículo publicado en Monitor Expresso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.